Histórico: reconstruyen la cara de un emperador chino del siglo VI con ADN de hace 1.500 años

Además de revelar cómo era su rostro, los investigadores lograron determinar la causa de su muerte.

Por Canal26

Jueves 28 de Marzo de 2024 - 19:37

Reconstruyen el rostro de Wu de Zhou. Foto:X Reconstruyen el rostro de Wu de Zhou. Foto:X

Un grupo de científicos reconstruyó el rostro de un emperador chino del siglo VI, Wu de Zhou, solo con unos pocos restos de ADN hallados en el interior de su tumba. El líder asiático murió a los 36 años a causa de una enfermedad desconocida. 

Esta sorprendente reconstrucción fue posible debido a que, en 1996, los arqueólogos descubrieron la tumba del emperador Wu en el noroeste de China. En el sepulcro hallaron los restos del emperador y hasta su cráneo intacto, por lo que decidieron indagar las teorías sobre su aspecto aprovechando las nuevas tecnologías. 

Los investigadores explican que otros estudios aseguraban que Wu tenía un aspecto exótico, como barba espesa, puente nasal alto y pelo amarillo. Sin embargo, el artículo publicado en la revista Current Biology señala que, en realidad, "tenía rasgos faciales típicos de Asia oriental o nororiental".

Reconstruyen el rostro de Wu de Zhou. Foto: EFE Reconstruyen el rostro de Wu de Zhou. Foto: EFE

Con ayuda del cráneo de Wu, los expertos pudieron rearmar su cara con inteligencia 3D y el proceso dio como resultado a un hombre de ojos marrones, pelo negro y piel de oscura a intermedia, con rasgos faciales similares a los de los actuales asiáticos septentrionales y orientales.

"Antes, la gente tenía que basarse en registros históricos o murales para imaginarse el aspecto de los antiguos, ahora la ciencia es capaz de revelar de manera muy exhaustiva el aspecto de figuras históricas", expresó uno de los autores del artículo, Pianpian Wei. 

25 de Mayo de 1810

Te puede interesar:

25 de Mayo de 1810: el mito de las escarapelas, el destino del último virrey y la "mutilación" del Cabildo

La causa de su muerte

El emperador Wu fue gobernó la dinastía Zhou  de etnia xianbei, un antiguo grupo nómada que vivía en lo que hoy es Mongolia y el norte y noreste de China. Bajo su reinado, de 560 a 578 d.C., se construyó un fuerte ejército y además unificó el norte de la antigua China tras derrotar a la dinastía Qi del Norte.

Reconstruyen el rostro de Wu de Zhou. Foto:X Reconstruyen el rostro de Wu de Zhou. Foto:X

Durante el estudio que permitió revelar cómo era su rostro, los expertos recolectaron una muerta de ADN que les permitió descubrir cuál fue la causa de muerte del líder de la dinastía Zhou. 

Según algunos arqueólogos, Wu habría fallecido de una enfermedad, mientras otros sostienen que fue envenenado. Pero los resultados de la investigación arrojaron que tenía una predisposición a sufrir derrames cerebrales y esto pudo tener que ver con su muerte.

Los registros históricos describen que el emperador tenía afasia, párpados caídos y una marcha anormal, posibles síntomas de una apoplejía causada por un derrame cerebral.

Notas relacionadas