Cambio climático: estiman que los incendios en la Patagonia serán cada vez más frecuentes

Según una investigación, estos fenómenos podrían duplicarse en los próximos años, poniendo en riesgo la vegetación y la vida de las personas.

Por Canal26

Lunes 5 de Febrero de 2024 - 21:20

Incendio en el Parque Nacional Los Alerces. Foto: Télam. Incendio en el Parque Nacional Los Alerces. Foto: Télam.

El 2024 empezó al ardor de las llamas. El 25 de enero, comenzó un incendio en el Parque Nacional Los Alerces, en Chubut. El fuego, que tuvo su inicio en la zona de Bahía Rosales, se fue expandiendo hasta cubrir más de 3.000 hectáreas de bosque.

Ahora, se registró un nuevo foco en el Parque Nacional Nahuel Huapi, ubicado en San Carlos de Bariloche. Como consecuencia, se debieron cerrar de forma preventiva todas las sendas que parten o llegan a Pampa Linda, a Bahía López y al Cerrito Lao Llao, y también el acceso al Circuito Tronador en los alrededores de Bariloche.

Incendio en parque Los Alerces. Foto: Télam Incendio en parque Los Alerces. Foto: Télam

Incendios forestales azotan a la ciudad mexicana de Acapulco. Foto EFE.

Te puede interesar:

El clima no da tregua: a 6 meses del huracán Otis, nuevos incendios forestales azotan la ciudad mexicana de Acapulco

Incendios: ¿un problema para el futuro?

Un equipo del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (Inibioma), que depende del Conicet y la Universidad Nacional del Comahue, desarrolló un algoritmo de aprendizaje artificial denominado Random Forest, que permite calcular la probabilidad de incendios en el futuro y la vulnerabilidad de los bosques.

El modelo relaciona la ocurrencia de incendios históricos en la Patagonia Andina con variables biofísicas, antrópicas y meteorológicas históricas que influyeron en ignición y propagación del fuego.

Incendios en Bariloche. Foto Télam. Incendios en Bariloche. Foto Télam.

Gracias a esta herramienta, Thomas Kitzberger, Juan Paritsis y un equipo de colaboradores identificaron que los incendios se duplicarán o triplicarán para mediados de siglo XXI. Para finales de siglo, la probabilidad de incendios será entre siete y ocho veces mayor a la histórica, una predicción bastante desalentadora.

Incendios forestales en la Amazonía. Foto: EFE

Te puede interesar:

Alerta en la Amazonía: los incendios en la selva brasileña aumentaron un 61% en marzo

¿Qué le espera a la Patagonia?

“Evaluamos la cantidad de incendios en la zona y la variabilidad climática, que incluye cambios en temperatura y lluvias, entre otros parámetros. La herramienta nos permitió predecir cuál será la probabilidad de incendios en relación al clima del futuro”, afirmó el doctor Paritsis, a Infobae.

“Como hay altas probabilidades de que aumente la temperatura y se reduzcan las lluvias en esta región durante los próximos años. Eso hará que crezca la probabilidad de que se produzcan más incendios de vegetación”, señaló. "Si se redujeran los gases de efecto invernadero, el escenario para los bosques de Patagonia podría ser mejor”, agregó.

Encontrá más vídeos

Y continuó: “La población debería ser consciente del riesgo de incendio si vive en zonas muy cercanas a la vegetación”.

Incendio en el Parque Nacional Los Alerces. Foto: Télam.

Te puede interesar:

Novedades esperanzadoras: brigadistas lograron "controlar" y "contener" el fuego en algunos sectores de Los Alerces

El incendio en el Parque Nacional Los Alerces

La Patagonia está en alerta y en constante preocupación por el incendio incontrolable en el Parque Nacional Los Alerces. El incendio se mantiene activo desde hace más de diez días y ya consumió 3147 hectáreas de bosque nativo.

En la zona están trabajando de manera coordinada brigadistas de la provincia de Chubut, otras jurisdicciones y del Sistema Federal de Manejo del Fuego, con el uso de pronosticadores meteorológicos.

Incendio en el Parque Nacional Los Alerces. Foto: Télam. Incendio en el Parque Nacional Los Alerces. Foto: Télam.

Según indican, el incendio fue intencional y tuvo dos focos, los cuales se unieron en uno solo. Que haya tenido lugar por la noche favoreció aún más su propagación. Además, el viento y las elevadas temperaturas de la zona hacen que sea mucho más complicado apagar las llamas.

Notas relacionadas